Jueves Santo

publicado en: Blog: Semana Santa | 0

En la celebración de la Cena del Señor se recuerda el lavatorio de los pies. Ahí estaban todos los apóstoles, y Jesús no hizo distinciones. El Señor lavó los pies tanto a Pedro como a Judas. Tanto a los que le amaban profundamente como a quien buscaba la ocasión para entregarle por unas monedas. No sin razón dice el evangelio que los “amó hasta el extremo”. Así de extremista es Jesús. Ama incluso a quien le odia. Ese es el extremismo católico. Y siempre, en estos momentos del lavatorio de los pies, tiene uno que reflexionar: ¿soy como Pedro o más bien como Judas? Dios nos sigue amando hasta el extremo, pero ¿le amamos a Él?

Tanto nos ha amado que se ha hecho pan para quedarse con nosotros y alimentar nuestro espíritu. Y ha llamado (y sigue llamando) sacerdotes para que, actuando in persona Christi, sigan dándonos ese pan. Quien piense en una Iglesia sin Eucaristía o sin sacerdotes, piensa en una Iglesia de la que se ha expulsado el “amor extremo” de Dios.

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Jorge Sáez Criado tiene una doble vida: unos días escribe sobre espiritualidad y otros hace sufrir a personajes imaginarios que se enfrentan a épicas batallas entre el bien y el mal. Informático durante el día y escritor durante la noche, este padre de familia numerosa escribe historias con una marcada visión positiva de la vida sin dejar de lado una de las principales funciones de la ficción: explorar la verdad.