Jugando a ser dioses

Leo en el diario gratuito 2o minutos que nace en Alicante el primer bebé libre de la enfermedad de los huesos de cristal. Esto se ha conseguido mediante la selección de embriones, y aunque deseo de todo corazón que la niña viva feliz libre de esta enfermedad no me queda más remedio que hacerme una serie de preguntas:

– ¿Quién ha determinado que los demás embriones, tan humanos como el seleccionado finalmente, no merecían vivir?
– ¿Qué parámetros rigen a la hora de determinar si la vida de un ser humano merece o no ser vivida?
– El hecho de estar enfermo, de saber que un ser humano va a nacer enfermo, ¿es excusa para decidir que su vida no merece la pena?
– ¿Por qué ese empeño en disfrazar como algo positivo un hecho que ha supuesto la muerte de una serie de seres humanos en fase embrionaria?

Espero, como ya he dicho anteriormente, que la niña tenga una vida larga y feliz. Pero también espero que la sociedad y los propios padres de la niña se den cuenta de lo que han hecho. Según la actuación de estos padres, ellos mismos no deberían haber nacido al tener esta enfermedad y como consecuencia nunca habría nacido esta niña. Visto lo visto, ¿a quién le pertenece la potestad de decidir sobre la vida ajena? ¿Podría la niña decidir que, dado que sus padres tienen esta enfermedad, tampoco sus vidas merecen la pena?

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Jorge Sáez Criado tiene una doble vida: unos días escribe sobre espiritualidad y otros hace sufrir a personajes imaginarios que se enfrentan a épicas batallas entre el bien y el mal. Informático durante el día y escritor durante la noche, este padre de familia numerosa escribe historias con una marcada visión positiva de la vida sin dejar de lado una de las principales funciones de la ficción: explorar la verdad.