La crispación como arma política

publicado en: Vida cristiana | 0

La política tal como funciona últimamente.

Este artículo ha sido publicado en el número 64 de la revista Punto de Encuentro, de la Obra Social de Acogida y Desarrollo. El hilo conductor de este número ha sido el de la crispación.

La crispación como arma política

Crispación política

Un fenómeno que parece acentuarse con el tiempo es el de la utilización de la crispación de la sociedad como arma política en busca de ganar elecciones.

Los partidos políticos, en su búsqueda del poder, no dudan en acentuar los extremos, en mostrarse como «los buenos», mientras los demás son «los malos». Algo que, dicho sea de paso, de forma individual también tenemos tendencia a hacer. Todos nos hemos encontrado a alguien que no para de contar a los demás lo bien que cumple con su trabajo, por poner un ejemplo, mientras los demás son unos patanes que no son capaces de hacer nada a derechas. Quizá, incluso hemos sido los protagonistas de esas historias.

En el caso político, sin embargo, esta situación es particularmente grave. Y es así tanto por los políticos que recurren a esta estrategia para manipular a sus bases, haciéndolos pensar que están en el lado correcto y que no hay nada bueno en los que defienden el color opuesto, como por los que se dejan crispar sin utilizar el don que Dios nos ha dado para guiar nuestro comportamiento: la razón.

Y es tan grave porque hacen depender el futuro de toda una sociedad de mentiras, medias verdades, oposición y confrontamiento. En lugar de dar razones, de argumentar, de buscar un entendimiento y una colaboración, se centran en el enfrentamiento, en quedar como los moralmente superiores, que deben aplastar a sus contrarios porque buscan el mal, definido según los valores del partido en cuestión.

Esto podría evitarse partiendo de unos principios inalterables para el país. Unos principios que se tengan que reconocer como previos a la misma política y que todos los partidos deban acoger como condición inexcusable para, a partir de esos principios, ejercer la política.

Los ciudadanos, a su vez, deberían (deberíamos) vigilar para no caer en este tipo de juegos de manipulación y poder. La crispación, ver a los demás como enemigos, no ayuda en nada. Al contrario, solo nos hace más vulnerables. No es sano asumir que nuestro político preferido siempre tiene razón, pase lo que pase. Tenemos que estar por encima de esto, por muy difícil que sea.

Los partidos, en muchas ocasiones, se dedican más a adoctrinar a sus bases con soflamas propagandísticas que buscan hacerlos sentirse como la solución a todos los problemas, mientras que «los otros» son los causantes  de los problemas. Cuando lo mejor sería tener claros los objetivos para el país, según esos principios inmutables, y tratar de colaborar entre las distintas fuerzas políticas para conseguirlos.

Colaboración en lugar de crispación. Ofrecer la mano en lugar de insultos.

Eso sí cambiaría las cosas. Al menos en mi humilde opinión.

Jorge Sáez Criado escritor ciencia ficción y fantasía
Seguir Jorge Sáez Criado:

Jorge Sáez Criado tiene una doble vida: unos días escribe sobre espiritualidad y otros hace sufrir a personajes imaginarios que se enfrentan a épicas batallas entre el bien y el mal. Informático durante el día y escritor durante la noche, este padre de familia numerosa escribe historias con una marcada visión positiva de la vida sin dejar de lado una de las principales funciones de la ficción: explorar la verdad.

Jorge Sáez Criado escritor ciencia ficción y fantasía
Últimas publicaciones de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Responsable del tratamientoJorge Sáez Criado
FinalidadRegistrar tu comentario en la web
LegitimaciónConsentimiento
Bases de datos y transferenciasNo se realizan cesiones, salvo a los proveedores de servicios de alojamiento de los servidores ubicados dentro de la UE.
DerechosPodrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a contacto@jorgesaezcriado.es
Más informaciónConsulta nuestra Política de Privacidad para más información.