La perversidad en su máximo exponente

publicado en: Blog: aborto | 0

Aborta a su hijo porque supuestamente tenía malformaciones y resulta que estaba sano. A esos padres no sé cómo llamarlos. Porque padres, biológicamente lo serán. Pero poco más. ¿Aman a su hijo si es perfecto, pero no si tiene malformaciones? Eso no es amor. Eso es egocentrismo. Es querer que los demás se adapten a los propios cánones de belleza, de perfección. Es repugnante.

Como también es repugnante y tristemente real esto: Los abortistas lo admiten: “a veces los bebés nacen vivos y giran y giran por el váter”. En este enlace se habla del juicio contra un abortista. Fue denunciado por realizar mal su trabajo, porque una madre le encargó matar a su hijo y no lo hizo bien. ¿Quién es mayor monstruo, esa mal llamada madre o el asesino de bata blanca?

Y, por si alguien todavía piensa que Amnistía Internacional está a favor de los débiles del mundo: Amnistía Internacional presiona a Nicaragua para que legalice el aborto.

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Jorge Sáez Criado tiene una doble vida: unos días escribe sobre espiritualidad y otros hace sufrir a personajes imaginarios que se enfrentan a épicas batallas entre el bien y el mal. Informático durante el día y escritor durante la noche, este padre de familia numerosa escribe historias con una marcada visión positiva de la vida sin dejar de lado una de las principales funciones de la ficción: explorar la verdad.