NO, NO TE VOY A REGALAR NADA.

Sí, esto es lo que se suele llamar una página de aterrizaje. Una de esas en las que, a cambio de tu dirección de correo electrónico, te suelen ofrecer gratis algún pequeño documento que te pintan como si fuera la solución a todos tus problemas.

Pero seamos sinceros: ¿cuántas veces esos documentos son algo más que refritos de cosas que ya están en mil sitios de Internet?

¿Cuántas veces son lo que te anuncian?

Al final, te juntas con un montón de correos cada día de listas a las que te apuntaste por el “regalo” de marras, pero que, en realidad, no te interesan.

Te lo digo porque a mí me ha pasado. No una, ni dos, sino muchas veces.

Incluso una vez me apunté a una lista que se suponía que era buenísima y que lo único que hacían era mandar a diario un correo para decirte que eran los mejores y que compraras su curso. Básicamente, porque lo decían ellos.

Me niego a seguir el mismo camino, tan trillado y tan aburrido.

Yo lo que quiero es que, si te unes a mi lista, lo hagas porque realmente te interesa. Porque quieres que te cuente cómo me va en mi maratón cuesta arriba y a la pata coja como escritor y traductor. Porque te ha gustado algo que has leído de mí y quieres enterarte antes que nadie de lo que tengo entre manos. No porque te haga un regalo que, en realidad, no te va a servir para nada.

Sí, también te podría regalar un relato. O un libro entero, ¿por qué no?

Pero ¿sabes una cosa? No creo que fuera una buena idea. En primer lugar, porque sería convertirte en una especie de pececillo al que hay que ponerle un reclamo absurdo para que pique. O en un ratón al que le preparamos un archivo trampa, como un pequeño pedazo de queso, para que se meta en la lista-ratonera. No, te respeto demasiado como para hacer eso.

Y, en segundo lugar, porque sería regalar mi trabajo. Ese relato que te lees en un rato a mí me ha costado muchas horas de esfuerzo y dedicación. Regalarlo sería como invitarte a no valorar ese trabajo. Y, además, puedes ver muestras de lo que escribo en los fragmentos que pongo como previsualización o en el mismo Amazon, que te permite ver parte del libro. Así que no, no voy a regalarte mi trabajo. Tú tampoco me regalarías el tuyo, ¿verdad? Pues eso lo tenemos en común.

Eso sí, si te unes a mi lista en estas condiciones, porque te interesa, tendrás algunas ventajas:

  • Acceso a ofertas a las que no podrías acceder de otra forma.
  • Te puedes llevar copias avanzadas de alguno de mis libros a cambio de una reseña.
  • Te avisaré de todas las novedades, tanto de entradas en la web como artículos, nuevos proyectos, etc.
  • Y otras cosas que se me puedan ocurrir. O a ti.

¿Te he convencido? Pues si es así, pulsa el botón.