Principios líquidos

publicado en: Blog, Blog: fe, Blog: política | 0

Principios líquidosHace un tiempo pudimos ver cómo cierto político de cierto partido del que se dice que es el mal menor afirmaba que tener principios inquebrantables te convierte en una opción inútil.

Una opción inútil. Tener principios inquebrantables, una opción inútil.

¿Qué tiene de útil una opción que nunca sabes cuáles son sus principios, que va a cambiar según cómo sople el viento?

El hecho de que se llamen principios debería haberle dado una pista a este hombre sobre la tontería que soltó. No se trata de que en principio creo algo, pero luego, si no me gusta, cambio de creencias. Se trata de que son las bases de nuestro comportamiento, de nuestra forma de ser. Nuestros principios directores.

Por desgracia, esta visión de unos principios líquidos como el agua, que fluyen, que cambian, que no permanecen, no es algo único de este partido ni de este político. La sociedad entera está bañada en ese agua del relativismo. Todo da igual. Los principios no importan, porque no son principios. Sólo son construcciones que se pueden cambiar según convenga a la cobardía y al egoísmo de cada uno.

Ante esta lamentable constatación, la respuesta cristiana sobresale con una belleza inconmensurable. Nuestros principios, la esencia misma de lo que somos, están enraizados en el árbol de la Cruz, que es totalmente inamovible. La esencia del cristianismo no es líquida, no es algo que cambie con el tiempo según modas, miedos y convenciones. La esencia del cristianismo es la roca angular, sin la cual toda la Creación se desmorona. Es Cristo, el alfa y la omega, el principio y el fin de todas las cosas.

Ante el absurdo del relativismo, de los principios líquidos, el Logos, la Verdad, permanece firme siempre, por toda la eternidad. Pasado, presente, futuro, todo está en sus manos.

Frente a una concepción cobarde, dispuesta a cambiar cada vez que alguien les mire mal, una roca inamovible, una fe enraizada en una Cruz alrededor de la cual gira todo el universo.

Fácil elección.

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Soy un padre de familia numerosa enamorado de la palabra (y de mi mujer), y estoy convencido de que escribir puede ayudar a cambiar el mundo. Doy forma a mundos que solo existen en mi mente y también escribo no ficción espiritual. Mi objetivo: transformar tu vida.