¿Qué es la ficción especulativa?

Ficción especulativaAl ser humano le encanta dividir y clasificar en departamentos más o menos pequeños todo lo que se encuentra. Es una consecuencia del pensamiento racional que nos ayuda a clarificar el mundo. La literatura no es ninguna excepción. Puede llegar a ser abrumadora la cantidad de géneros que han surgido y, con toda probabilidad, seguirán surgiendo. Géneros, subgéneros, subsubgéneros, si tal palabra existe… Ciberpunk, fantasía épica, suspense sobrenatural, steampunk, dieselpunk, romántico paranormal… y muchos otros que, a la vez que nos facilitan la clasificación de la obra literaria, también la encorsetan, puesto que una novela no tiene por qué ceñirse a un único género. Por ejemplo, una historia de ciencia ficción con toques de espada y brujería y de romance vampírico. Lo que resultaría de lo más curioso de leer y una pesadilla para saber en qué zona de una biblioteca debería estar.

Ficción especulativa

Podríamos decir que la ficción especulativa es un súper género que engloba partes concretas de otros géneros. Esto lo hace en base a dos principios:

  1. Que sea ficción. Es decir, que no nos cuente la realidad tal cual. Por ejemplo, una biografía no es ficción especulativa porque no es ficción.
  2. Que sea especulativa. Este es el punto clave. Con él nos referimos a que el mundo en el que se desarrolla la historia no sea exactamente el nuestro, sino que tenga unas reglas diferentes en cuanto a lo que es posible en él durante su escritura. Por tanto, se especula sobre un cambio en el diseño del mundo.

Un poco más claro

Esto hace, curiosamente, que una obra de ficción especulativa pueda dejar de serlo en un futuro, ya que no se tienen las mismas posibilidades en todos los momentos de la historia. Una historia medieval sobre viajes a la Luna podría ser ficción especulativa en su época porque no se podía ir de ninguna manera a visitar nuestro bonito satélite natural. Pero ahora ya no lo sería.

De la misma manera, un relato acerca de un asesino en serie que mata a sus víctimas con una espada no sería ficción especulativa. Salvo si la espada, claro está, tiene poderes mágicos o es ella la que elige con quién acabar para alimentarse de su fuerza vital.

Por ello, creo que podemos decir que ficción especulativa es toda obra de ficción en cuyo mundo se da algo que no se puede dar en el mundo real en el momento presente.

El reino de la imaginación

La ficción especulativa engloba, por consiguiente, a la fantasía (por definición). También a buena parte de la ciencia ficción y del terror. Y a cualquier género de ficción siempre que cumpla lo dicho más arriba: que tenga elementos extraños al mundo real.

Nos encontramos en el reino de la imaginación. Este súper género abarca desde una distopía en la que los nazis ganan la II Guerra Mundial hasta una saga fantástica en otro universo lleno de magia. ¡No hay límites! ¿Qué pasaría si un buen día el ser humano se encuentra con una raza alienígena que tiene el poder mágico de convertir el brócoli en codillos asados? Puedo tratar de dar respuesta a esa pregunta.

Y del transporte de ideas

Pero hay algo que hace especialmente importante a la ficción especulativa: su capacidad como soporte para transportar ideas, para transmitir al lector una cosmovisión particular. Para plantearse preguntas y tratar de buscar respuestas mediante la creación de una historia que incida en esas cuestiones.

El autor muchas veces ni siquiera tiene que planteárselo. Lo que uno es, aquello en lo que uno cree, se refleja en su vida y en su obra, aunque solo sea levemente, como una sombra. En otras ocasiones, buscará respuestas a situaciones hipotéticas, por ejemplo de carácter moral.

Las posibilidades son infinitas. Y tengo que decir que me encanta dedicarme a ahondar en al menos algunas de ellas.

Valora esta entrada:
[Total:1    Promedio:4/5]

Entradas relacionadas

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Soy un padre de familia numerosa enamorado de la palabra (y de mi mujer), y estoy convencido de que escribir puede ayudar a cambiar el mundo. Doy forma a mundos que solo existen en mi mente y también escribo no ficción espiritual. Mi objetivo: transformar tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *