Quien controla las palabras, controla el pensamiento

“La herramienta básica para la manipulación de la realidad es la manipulación de las palabras. Si puedes controlar el significado de las palabras, puedes controlar a la gente que debe usar las palabras.”
Philip K. Dick

Quien controla las palabras controla el pensamiento

Nuestro pensamiento funciona mediante el lenguaje. Razonamos con palabras, le damos vueltas a las cosas hablando con nosotros mismos en un diálogo interno en el que sopesamos una y otra vez palabras, palabras y más palabras.

El lenguaje configura nuestro pensamiento, nuestras creencias.

Esto hace que sea tan importante esta cita de Philip K. Dick. Es vital fijarse en el cambio del significado de las palabras para comprobar si obedecen a algún motivo en particular, a alguna intención quizá no revelada.

Por ejemplo, últimamente hemos visto que, muchas veces, se califica como “odio” no estar de acuerdo con una cierta cosmovisión, algo que, si acaso, será tener una opinión diferente. Y se lo califica de esa manera para hacer más fácil la censura. “Libertad de expresión” es algo que suena bien. En cambio, “odio” suena mal. Es algo malo. Si se asocia esa palabra con llevar la contraria al sector X de la población, ya no se está dando una opinión: se está atacando. Y, si alguien ataca, hay que pararle. Es decir, esa opinión se convierte en censurable.

Y así ya tenemos la puerta abierta al control de lo que se puede y no se puede decir. Con algo tan simple como cambiar el significado de una palabra.

Debemos abandonar el pensamiento débil y preguntarnos el porqué de las cosas. Solo así podremos detectar cuándo nos quieren manipular. Si no, tan solo seremos borregos que creen ser librepensadores mientras piensan exactamente lo mismo que la enorme mayoría.

[Total: 1   Promedio: 5/5]

Libros cyberpunk

Seguir Jorge Sáez Criado:

Jorge Sáez Criado tiene una doble vida: unos días escribe sobre espiritualidad y otros hace sufrir a personajes imaginarios que se enfrentan a épicas batallas entre el bien y el mal. Informático durante el día y escritor durante la noche, este padre de familia numerosa escribe historias con una marcada visión positiva de la vida sin dejar de lado una de las principales funciones de la ficción: explorar la verdad.

Últimas publicaciones de