Atraeré a todos hacia mí

publicado en: Vida cristiana | 0


Ahora es el juicio de este mundo; ahora el Príncipe de este mundo será derribado. Y yo cuando sea elevado de la tierra, atraeré a todos hacia mí.” (Jn 12, 31-32).

Para nuestra salvación, el Señor nos atrae hacia Él. Hacia su Cruz. Hacia el Amor sin límites, sin medida.

Por la Cruz, el enemigo fue derrotado. Y, por la Cruz, sanamos de nuestro pecado. Somos redimidos.

Y dijo Yahvé a Moisés: “Hazte una serpiente abrasadora y ponla sobre un mástil. Todo el que haya sido mordido y la mire, vivirá. Hizo Moisés una serpiente de bronce y la puso en un mástil. Y si una serpiente mordía a un hombre y éste miraba la serpiente de bronce, quedaba con vida.” (Nm 21, 8-9).

Como en la época de Moisés, a nosotros también nos ha mordido una serpiente. La Serpiente antigua, el diablo.

Y como Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que crea tenga en él la vida eterna. Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo Sigue leyendo

Conviértete…

publicado en: Vida cristiana | 0

Hoy, en la imposición de la ceniza, nos recordaban: “convertíos y creed en el Evangelio”. Ha comenzado la Cuaresma. Un período de preparación para encontrarnos con la Pasión y la Resurrección de Jesucristo. Un período para acercarnos más a Dios y a los hermanos, para creer y que se note, llevando así la Buena Nueva a los demás. Tenemos que empezar por convertirnos nosotros, que falta nos hace.

El Santo Padre indicaba, en septiembre, que “el daño a la Iglesia no lo provocan sus adversarios, sino los cristianos mediocres“. Tenemos que asumir, esta Cuaresma, que quienes más daño hacemos a la Iglesia somos nosotros mismos cuando no tenemos como meta de nuestra vida la santidad. Tenemos que desear con todas nuestras fuerzas ser santos, porque eso implica estar junto a Dios y luchar por acercarnos más a Él.

La Cuaresma es un camino hacia la Resurrección que nos tiene que servir para purificarnos y entrar más en el misterio de un Dios que se entrega a la muerte para darnos la Vida. Ante un Dios así, ¿cómo no querer estar junto a Él?… Sigue leyendo

¡Cristo ha resucitado!

publicado en: Vida cristiana | 1

Hemos celebrado el gran “sí” del Padre al Hijo. Si Cristo no hubiera resucitado, nuestra fe no tendría ningún sentido. Pero, como ha resucitado, se ha confirmado que todo lo que nos dijo el Señor es verdad.

Cristo ha resucitado. Se nos tiene que notar, porque es la fuente de nuestra alegría y nuestra esperanza. Si no es así, es que no nos hemos terminado de enterar.

No se trata de un diosecillo como el aristotélico, que no quiere saber nada de su creación. Nuestro Dios se implica hasta tal punto con su creación que el Hijo de Dios se hace uno de nosotros para que nosotros también podamos llamarnos hijos de Dios y podamos compartir su destino. Así, si Él resucitó, nosotros también lo haremos.

En el Evangelio de la Vigilia Pascual (Mt 28, 1-10) veíamos dos puntos importantes: alegría y no tener miedo. Que sepamos construir nuestra vida guiados por este acontecimiento en el que la luz de Cristo rompe la oscuridad del pecado y de la muerte.… Sigue leyendo

Domingo de Ramos

publicado en: Vida cristiana | 0

Ayer celebramos el Domingo de Ramos, la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, a lomos de un borriquillo. Una multitud le aclamaba a su paso.

En esta Semana Santa, ¿nos atreveremos por fin a no quedarnos tan sólo en aclamaciones de boquilla? ¿Nos atreveremos a seguir radical y plenamente a ese Jesús, a ese Rey, que entra en la Ciudad Santa para dar su vida por nosotros? ¿Realmente le reconocemos como nuestro Rey? ¿O nos quedaremos, como tantas veces, al margen, poniendo una vela a Dios y otra al diablo, siguiéndole en todo lo que no nos cueste?… Sigue leyendo

Día de alegría

publicado en: Vida cristiana | 0

El primer día de la semana, muy de mañana, fueron al sepulcro llevando los aromas que habían preparado. Pero encontraron que la piedra había sido retirada del sepulcro. Entraron, pero no hallaron el cuerpo del Señor Jesús. No sabían qué pensar de esto, cuando se presentaron ante ellas dos hombres con vestidos resplandecientes. Asustadas, inclinaron el rostro a tierra, pero les dijeron: “¿Por qué buscáis entre los muertos al que está vivo? No está aquí, ha resucitado. Recordad cómo os habló cuando estaba todavía en Galilea, diciendo: Es necesario que el Hijo del hombre sea entregado en manos de los pecadores y sea crucificado, pero al tercer día resucitará.” Y ellas recordaron sus palabras.

Lc 24, 1-8

“¿Por qué buscáis entre los muertos al que está vivo?” Esta pregunta podrían hacérnosla a los cristianos muchas veces. ¡Qué frecuentemente olvidamos que hoy, el día de la Resurrección del Señor, es el día principal de nuestra fe! ¡Qué frecuentemente olvidamos la alegría que debe caracterizar al cristiano, incluso en momentos de cruz! Porque la cruz lleva a la resurrección. Nosotros lo sabemos. Pero no podemos limitarnos a esperar la resurrección final. Cristo ha resucitado, y nosotros hemos resucitado con Él. … Sigue leyendo

Murió por nosotros

publicado en: Vida cristiana | 0

Ayer Cristo fue crucificado por nosotros. Sufrió los más terribles tormentos sin quejarse en ningún momento, únicamente por el amor que nos tiene a cada uno de nosotros. Es más, desde lo alto de su cruz intercedió ante Su Padre por aquellos que le habían crucificado, por aquellos que se reían de Él, por aquellos que le habían abandonado. “Padre, perdónales porque no saben lo que hacen”.

Hoy en día vemos muchos cristianos que han olvidado. Muchos cristianos que se han acomodado. Muchos cristianos que, como en aquel momento del prendimiento, ante la posibilidad del sufrimiento o de la vergüenza salen huyendo. Olvidan las palabras del Maestro, “no es el siervo mayor que el amo”. A Él le persiguieron, ¿por qué no iban a hacer lo mismo con nosotros? La persecución es algo a lo que el cristiano debe estar dispuesto, precisamente porque a nuestro Señor le persiguieron. Él no era del mundo, y nosotros tampoco. Cristo debe ser no sólo el modelo sino también el molde para todo cristiano, y eso implica incluso la crucifixión y la muerte a manos de nuestros perseguidores. Implica persecución. Implica insultos. Implica opresión.

Pero también implica la gloria de la Resurrección.… Sigue leyendo

 

 

Suscríbete para recibir mis correos y dos libros gratis. Podrás elegir si quieres contenido sobre vida católica o sobre ficción (o ambas opciones) y te aseguro que no te voy a llenar el buzón.

ME INTERESA

Jorge Sáez Criado, autor de ciencia ficción

¡Tú!

Tú eres esencial para que este proyecto literario salga adelante. Por eso te quiero pedir que, si te ha gustado alguno de mis libros, le hagas una pequeña reseña en Amazon. Para un autor independiente como yo, eso significa un mundo.

Haz tu reseña en Amazon

Y, si no quieres que se te escape ninguna novedad sobre mis libros, pulsa aquí para suscribirte a mi lista de correo:

Suscríbete a la lista