Jorge Sáez Criado, escritor de ciencia ficción, fantasía, misterio y suspense sobrenatural y no ficción espiritual

Hay una cosa que me parece que le falta cada vez más a este mundo tan experimentado, tan lleno de tecnología, tan supuestamente libre.

Ese algo tan especial es la esperanza.

Lo podemos ver como sociedad, pero también como individuos hay situaciones en las que nos encontramos como perdidos, como si no hubiera salida. Nos encerramos en nosotros mismos con más frecuencia de la que sería deseable, y no porque queramos.

Lo sé, yo mismo he estado ahí.

No es un lugar agradable.

Sin embargo, se puede salir de él. No es algo fácil, por supuesto. Nada que merezca la pena lo es, al fin y al cabo. Pero se puede.

Durante mucho tiempo le he estado dando vueltas a cuál era mi objetivo en la vida. Todo lo que he ido escribiendo tenía un nexo de unión: la esperanza. No me veo haciendo a uno de mis personajes convertirse en un cínico y dejarlo ahí, abandonado. Sencillamente, en mi mentalidad no cabe esa opción.

Podrán sufrir lo indecible, pero siempre quedará esperanza al final. Siempre.

Tanto en mis libros de suspense sobrenatural, como en los de fantasía o en los de ciencia ficción ciberpunk se nota ese trasfondo. No digamos en los de no ficción.

A la vez, me he ido dando cuenta, no sin ayuda de mi esposa, de que soy capaz de transformar vidas. De que puedo ayudar a otras personas a dar pasos que, quizá, les daban miedo al principio. A ver el mundo de una forma un poco más luminosa.  A afrontar el futuro con una sonrisa.

Algo de lo que tú también eres capaz, por cierto.

Podemos cambiar vidas con nuestra forma de actuar. Y con nuestras palabras.

Pues bien, ese es mi camino. Ese es mi objetivo en la vida: cambiar tu vida. Hacerla un poco mejor. Ayudarte a avanzar, a crecer, a motivarte.

Ayudarte a salir adelante cuando te encuentres con un bache de tantos que tiene una vida que, a veces, parece demasiado compleja.

Con mis novelas quiero explorar junto a ti la verdad. Con mis libros de no ficción, ayudarte a crecer en la fe, a reflexionar sobre el mundo en el que vivimos, a avanzar en el camino.

Acompáñame en este viaje.

Si quieres contactar conmigo, puedes hacerlo desde la página de contacto.

Si quieres unirte a mi lista de correo, este botón te llevará al formulario para apuntarte.

En cualquier caso, gracias por estar aquí y ¡ánimo!