Conviértete…

Hoy, en la imposición de la ceniza, nos recordaban: “convertíos y creed en el Evangelio”. Ha comenzado la Cuaresma. Un período de preparación para encontrarnos con la Pasión y la Resurrección de Jesucristo. Un período para acercarnos más a Dios y a los hermanos, para creer y que se note, llevando así la Buena Nueva a los demás. Tenemos que empezar por convertirnos nosotros, que falta nos hace.

El Santo Padre indicaba, en septiembre, que “el daño a la Iglesia no lo provocan sus adversarios, sino los cristianos mediocres“. Tenemos que asumir, esta Cuaresma, que quienes más daño hacemos a la Iglesia somos nosotros mismos cuando no tenemos como meta de nuestra vida la santidad. Tenemos que desear con todas nuestras fuerzas ser santos, porque eso implica estar junto a Dios y luchar por acercarnos más a Él.

La Cuaresma es un camino hacia la Resurrección que nos tiene que servir para purificarnos y entrar más en el misterio de un Dios que se entrega a la muerte para darnos la Vida. Ante un Dios así, ¿cómo no querer estar junto a Él?

Jorge Sáez Criado
Seguir Jorge Sáez Criado:

Jorge Sáez Criado tiene una doble vida: unos días escribe sobre espiritualidad y otros hace sufrir a personajes imaginarios que se enfrentan a épicas batallas entre el bien y el mal. Informático durante el día y escritor durante la noche, este padre de familia numerosa escribe historias con una marcada visión positiva de la vida sin dejar de lado una de las principales funciones de la ficción: explorar la verdad.